Noticias del FC Barcelona

Marcos Alonso y la Copa del Rey, un bonito vínculo culé

Por Pablo Aguilar

El central del Barça tiene un curioso vínculo con la Copa de Rey y con el clásico

El central del Barça tiene un curioso vínculo con la Copa de Rey y con el clásico

Síguenos enSíguenos en Google News

El jugador del FC Barcelona, Marcos Alonso, tiene una historia muy particular con la Copa del Rey. Ya jugó la ida de las semifinales ante el Real Madrid, en esta temporada, en donde el conjunto blaugrana se impuso por 1 a 0, noche en la que acompañó a Jules Koundé en la zaga central. Ahora, tendrá la oportunidad de cerrar las serie en el Camp Nou el próximo miércoles 5 de abril.

 

Alonso ya ha marcado su propia historia personal en la historia de la copa y ahora toca revisar el peculiar lazo que une a la familia del exChelsea con la competición de España, que data de muchos años atrás en el tiempo.

Su padre Marcos ’Pichón’ Alonso Peña, fue jugador del Barcelona entre 1982 y 1987. Ganó varios títulos con la camistera azulgrana, que de hecho son todos los trofeos de su carrera. Su palmarés alberga: 1 Liga local, 2 Copas de la Liga, 1 Supercopa de Epaña y 1 Copa del Rey. En este último torneo selló su legado como jugador del Barça tras haber marcado el tanto definitivo en la recordada final de 1983 ante el Real Madrid. En dicha ocasión y con el marcador 1 a 1 el ’Pichón’ volo con un cabezazo y puso el 2 a 1 final para que los culés griten campeón.

 

71 años atrás

Pero la historia no se termina allí, ya que si retrocedemos aún más en el tiempo podemos encontrar otro vínculo entre el central y la copa. En 1942 se disputaba la copa de aquel año, con un Barcelona golpeado deportivamente y en crisis. Había evitado el descenso de categoría por los pelos y se disponía a jugar una final de Copa del Rey. Partido que se resolvió 4 a 3 tras una prórroga para el recuerdo y catalogada como épica. Luis Zabala, bisabuelo materno de Marcos Alonso, jugó dicho encuentro y se consagró campeón de la copa.

Su bisabuelo y su padre vistieron la camiseta del equipo de la Ciudad Condal y ambos ganaron la tan prestigiosa copa. Ahora es el turno de Marcos, de firmar su legado en el trofeo y darle una alegría al pueblo barcelonista.


Más noticias